lunes, 29 de noviembre de 2021

¿Cuáles son los principales tipos de impermeabilizantes?

Los impermeabilizantes son productos cuya composición está formulada con el objetivo de impedir el paso del agua, actuando como una capa protectora. En el sector de la construcción juegan un papel muy importante, ya que evitan los daños que, con el tiempo, el agua y la humedad producen en las construcciones.


Además de evitar la penetración del agua, una impermeabilización trae consigo otras muchas ventajas. Se trata de una acción que puede mejorar la calidad de vida de los habitantes de una vivienda, puesto que mejora la sensación térmica en el interior e incluso puede contribuir en el ahorro de energía.

tipos de impermeabilizantes

Tipos de impermeabilizantes


Impermeabilizantes asfálticos


Estos impermeabilizantes, como su propio nombre indica, están compuestos por asfaltos, rellenos minerales, fibras naturales y solventes. 


Destacan por su gran adhesividad y por su resistencia a la luz solar, por lo que se aplican en superficies tanto horizontales como verticales afectadas por la intemperie.


Impermeabilizantes acrílicos


Los impermeabilizantes acrílicos, por su parte, se componen de resinas sintéticas y componentes cerámicos. En este caso, se trata de productos líquidos similares a la pintura y que se aplican del mismo modo.


Como beneficios a destacar, cuenta con una buena adherencia y una gran flexibilidad que evita que se produzcan fisuras con el paso del tiempo.


Impermeabilizantes cementosos


Se trata de un impermeabilizante con base de cemento, compuesto por arenas y polímeros. Los impermeabilizantes cementosos se caracterizan, sobre todo, por su alta resistencia a la intemperie y su durabilidad. 


Dada su gran adhesión a estos materiales, se utiliza a menudo en construcciones de concreto, cimientos, muros de contención, aceras y también en aquellas en constante contacto con el agua, como depósitos o tanques de agua.


Membranas líquidas


También similar a la pintura, se aplican en estado líquido y una vez secas forman una membrana elástica. Sus principales ventajas son su gran flexibilidad, durabilidad y facilidad de aplicación utilizando rodillos, paletas o atomizadores.


Son especialmente usadas para la impermeabilización de techos, ya sean planos, con pendiente o abovedados.


Membranas de poliuretano


Las dos características de las membranas de poliuretano que representan sus mayores ventajas son su bajo coste y su excelente resistencia.


En lo relativo a su coste, si bien su precio de adquisición es similar al de otros impermeabilizantes, a largo plazo supone un ahorro puesto que no requiere de ningún tipo de mantenimiento.


En cuanto a su resistencia, esta cualidad lo hace particularmente apto para ubicaciones a la intemperie. Las membranas de poliuretano son especialmente resistentes a la corrosión, abrasión, rayos UV, lípidos y a las penetraciones por medio de vapor de agua.



 

jueves, 28 de octubre de 2021

Cómo mantener una piscina en invierno

Se acaban los días de calor y toca decir "hasta luego" a nuestra piscina en la que tantos baños nos hemos dado durante los últimos meses. Ahora quedan por delante varios meses de frío para los que debemos prepararla.


El mantenimiento de una piscina en invierno es sencillo y no supone un gran coste económico, pero es fundamental llevarlo a cabo para encontrarla en buen estado el próximo verano y, además, nos permitirá ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero.

mantenimiento piscinas invierno

Para ello, a continuación pasaremos a comentar las principales prácticas necesarias para mantener una piscina durante el invierno sin necesidad de vaciar el agua.


Consejos de mantenimiento de una piscina en invierno


Limpieza profunda del fondo y las paredes


Utiliza un cepillo para limpiar y retirar la suciedad de las paredes y el fondo de la piscina. Usa también un limpiafondos para evitar que queden depósitos. Recuerda también limpiar y vaciar los skimmers de los posibles residuos que puedan permanecer en ellos.


Cubre la piscina


Los cobertores para el invierno son más resistentes que los que se usan en verano y están hechos de poliéster recubierto de PVC. Gracias a ellos, se evita que caigan en el agua de la piscina, hojas, insectos, polvo y otros desechos.


Para prevenir posibles accidentes y caídas, asegúrate de que el cobertor queda bien anclado y tensado.


Comprueba el pH y el cloro del agua


Aunque no vayas a bañarte en ella, es importante asegurarse de que se mantenga en buen estado durante todo el invierno. Semanalmente, comprueba que el pH se encuentre entre 7,2 y 7,6.


Haz una cloración para eliminar la presencia de cualquier organismo vivo que pueda estar presente en el agua. Una vez hayan transcurrido 24 horas, añade al agua un producto invernador para tratarla durante el tiempo en el que la piscina va a permanecer sin uso. Apunta la fecha y recuerda repetir el proceso con la periodicidad que indique el fabricante en las instrucciones.


Apaga el motor de la instalación eléctrica


Esta práctica llevará aparejado un importante ahorro de energía. Eso sí, se recomienda encenderla una vez por semana durante dos o tres horas para que el agua circule por el sistema de filtrado y los equipos lleguen en buenas condiciones al siguiente verano.


Coloca las pastillas de cloro en los skimmers


Esta es la mejor manera de asegurarse de que la pastilla de cloro se disuelve y se distribuye correctamente en el agua de la piscina.


Durante el invierno, el agua apenas se mueve o circula, por lo que si durante esta época se introducen las pastillas de cloro en un dosificador flotante, es probable que quede parado en el mismo lugar durante semanas, tardando más la pastilla en disolverse y pudiendo producir manchas en la membrana.



viernes, 10 de septiembre de 2021

Los mejores materiales para suelo interior

Cuando hacemos cualquier obra o reforma uno de los aspectos fundamentales son los materiales que empleamos. En el blog de hoy hablaremos sobre los suelos

La elección de materiales para el suelo debe ser una prioridad puesto que no va a afectar solo al aspecto visual sino que además tiene un componente sensorial adicional, ya que lo pisamos constantemente.

mejores materiales para suelo interior


Las sensaciones que tenemos al pisar un material u otro varían drásticamente, desde la calidez, hasta el ruido que hace al pisarlo, cada material nos ofrece distintas sensaciones y existe una inmensa variedad.


Madera natural

Existen decenas de variedades aunque en España, normalmente, elegimos entre pino, haya, roble, arce, fresno, castaño, nogal, cerezo, fresno, eucalipto, elondo, jatoba y wengué. Estos suelos son cálidos, acogedores y cuentan con las ventajas y la estética inimitable de los materiales naturales. Es el material que más se instala. 

Laminados y vinílicos

Son suelos que imitan el aspecto de la madera pero que requieren un mantenimiento mínimo. Son muy fáciles de instalar y más baratos que la madera. No se decoloran ni deterioran fácilmente.
En cuanto a los suelos de vinilo, las ventajas son las mismas pero además son mucho más resistentes al agua y la humedad que los laminados.

Baldosas

Se pueden encontrar un gran número de variedades y combinaciones. Las imitaciones de otros materiales cada vez son más sorprendentes, incluida la imitación de metales y maderas. Es un material muy versátil, duradero y que no requiere mantenimiento específico. 

Piedra natural

Los suelos de piedra natural son muy similares a los de gres puesto que son resistentes, aguantan la humedad y nos pueden durar toda la vida. Pero, a diferencia del gres, los acabados de piedra necesitan un mayor espacio, ya que los espesores del material son más gruesos. 
Este material es muy popular debido a que cada piedra es única y por ello quedan espectaculares. 

Microcemento

Es muy versátil y una gran solución para el suelo de una vivienda. Tiene un espesor mínimo y es un material impermeable. Es visualmente muy atractivo en casi cualquier espacio de la casa, pero requiere tener cuidado con él. Se debe usar jabones neutros y agua, y evitar cepillos con cerdas duras, también se recomienda aplicar cera cada cierto tiempo, reforzando el sellado del suelo y recuperando el brillo y color inicial.

jueves, 26 de agosto de 2021

Materiales para encimeras de cocina

Volvemos a hablar sobre el corazón de la mayoría de los hogares y esta vez para hablaros de las encimeras, y es que sin encimeras no hay cocinas. 


La encimera es una pieza fundamental en esta estancia de nuestras casas. Escoger una encimera es algo a lo que debemos dedicarle bastante tiempo, debemos entender los materiales, conocer todas las opciones, sus pros y contras, y hacernos una idea de qué queremos.

materiales para encimeras de cocina


Además, para la elección del material debemos tener muy en cuenta su resistencia, durabilidad y mantenimiento, ya que la cocina es una de las partes de la vivienda más expuesta a las altas temperaturas, humedades, ralladas y golpes. 

Hoy te hablaremos de los materiales para encimeras más utilizados: 

Cuarzo

Las encimeras de cuarzo natural se caracterizan por su gran dureza y resistencia, por lo que soporta bien los golpes y arañazos, además son muy resistentes al agua y a las manchas, siendo su limpieza muy sencilla. Ofrece una gran variedad de acabados. 

Porcelánico

Es un tipo de encimera fabricada por una mezcla de minerales (cuarzo, feldespato, sílice y minerales provenientes del vidrio) es un material muy duradero que soporta altas temperaturas, y que es resistente a los arañazos, a las manchas y a los agentes químicos. También dispone de una gran variedad de acabados. 

Granito

Por su durabilidad y resistencia al calor y a los golpes es un material de encimera muy popular, además su mantenimiento y limpieza son muy fáciles. No dispone de una gran variedad de acabados pero al ser una piedra natural su apariencia es elegante y única en cada pieza.

Mármol

Es un material muy elegante y sofisticado pero más blando que el granito y con menos resistencia, lo que significa que tienen más facilidad para absorber las manchas, sobre todo los líquidos que contienen ácidos (como el limón o vinagre por ejemplo), sustancias grasas y productos corrosivos. Es un material que no se recomienda utilizarlo en cocinas con mucha actividad.

Madera

Las encimeras de madera natural aportan una gran sensación de calidez siendo ideales para ambientes nórdicos y rústicos, pero por la elegancia y belleza que aporta este material hace que se puedan mezclar con una gran variedad de materiales y combinar en cualquier estilo decorativo. Estas encimeras normalmente están fabricadas de roble, nogal, haya o fresno. Es un material de gran fragilidad por lo que hay que tener mucho cuidado con las humedades y los utensilios calientes, requieren un cuidado especial.

Acero inoxidable

Las encimeras de este material son resistentes a los golpes y a las altas temperaturas y al ser un material con muy baja porosidad no les afectan las humedades, hacen que sean fáciles de limpiar y mantener la higiene. Por este motivo son las más utilizadas en las cocinas profesionales del sector de la hostelería. Hace unos años se empezó a poner de moda por el auge del estilo industrial. 

Como ves, el mundo de las encimeras es muy amplio. Hay que tener todos los detalles en cuenta pero sin duda será el material que escojas el que marque la diferencia en tu cocina.

 


martes, 27 de julio de 2021

Cómo limpiar los azulejos de la cocina

La cocina es el centro de muchos hogares, suele ser una de las zonas de la casa más usadas y por tanto la que más suciedad puede acumular.


En uno de los sitios donde se acumula más suciedad es en los azulejos, sobre todo en aquellas partes cercanas a la vitrocerámica o los fuegos y la freidora, es donde más restos de comida y salpicaduras puede haber y por tanto necesita un mayor esfuerzo a la hora de limpiar. 

cómo limpiar los azulejos de la cocina

Hoy te daremos algunos consejos para que la limpieza de tus azulejos sea súper completa y sin mucho esfuerzo. ¡Tus azulejos brillarán como nuevos!

Lo primero que debes hacer es retirar todo lo que tengas en la encimera y todo lo que cuelgue de las paredes que quieres limpiar.

Frota con agua y jabón

El agua y el jabón serán tus mayores aliados. Usa un barreño con agua y vierte un poco de jabón líquido y utilízalo para limpiar con un estropajo usando la parte suave para quitar la suciedad más ligera y la áspera para frotar la suciedad más incrustada, cuando acabes quita los restos de jabón pasando una bayeta húmeda y termina pasando un papel de cocina o un paño limpio y seco.

¿Demasiada grasa?

En caso de que tus azulejos tengan mucha grasa lo ideal para desinfectarlos es usar amoniaco o vinagre. Mézclalo con agua caliente, frota bien las juntas y termina aclarando todo y secando con un paño. ¡No te olvides de usar guantes para protegerte y ventilar la habitación! 

En caso de que uses vinagre el procedimiento es similar, usa una parte de vinagre blanco por cada tres de agua caliente y repasa con una bayeta mojada al final.

Limpia las juntas

Para limpiar las juntas debes usar productos específicos. También puedes usar bicarbonato sódico, será suficiente con mezclar dos cucharadas con agua hasta que consigas una pasta, aplícala con un cepillo de dientes y retírala tras unos minutos con una esponja. 

Para que tus azulejos vuelvan a brillar y queden relucientes aplica un producto limpiacristales. 

Es recomendable también que empieces siempre limpiando de arriba hacia abajo, para que la suciedad caiga y no ensucie lo que ya has limpiado.

Reblandece la suciedad con vapor

Otro truco en caso de que la suciedad esté muy incrustada es poner a hervir agua en una olla para que la grasa del frontal de los fogones se reblandezca y salga mejor después. 

La limpieza de estos azulejos no es algo que debas dejar pasar, repásalos al menos una vez a la semana y no tendrás que gastar tanto tiempo y energía en hacer limpiezas más profundas. 

¡Sigue estas instrucciones para hacer que el corazón de tu hogar vuelva a brillar!


martes, 29 de junio de 2021

Cómo reparar el gresite de la piscina

Es un hecho común que, durante los meses de invierno, tengamos otras cosas en mente y nos acordemos poco de nuestra piscina. Por eso, a menudo los defectos en el gresite solo son detectados cuando llega el verano y el calor nos invita a prepararla para volver a hacer uso de ella.


Pero la realidad es que, en la gran mayoría de las piscinas de gresite, los cambios de temperatura y el uso de diferentes productos químicos provocan deterioros en las juntas y van reduciendo progresivamente su adherencia, hasta que finalmente se despegan por completo.


reparar gresite piscina


Repara el gresite de la piscina en 6 pasos


Si te dispones a arreglar por tu cuenta los gresites despegados de tu piscina, toma nota y sigue los pasos que describimos a continuación para llevar a cabo una reparación sencilla y duradera.


Paso 1


Una vez la piscina se encuentre vacía y seca, dando pequeños golpes con un cincel y un martillo, procede a retirar todo el gresite que no esté bien adherido al suelo y a la pared.


Paso 2


Si al despegar el gresite detectas alguna grieta en la pared, ábrela en forma de V para permitir que el tratamiento agarre bien. Una vez abierta, repárala aplicando masilla especial para piscinas y déjala secar.


Paso 3


Ahora, pasaremos a reponer el gresite. Prepara una mezcla de cemento cola específico para piscinas y aplícalo, sobre la superficie en la que vas a pegar en gresite, usando una espátula dentada. 


Paso 4


Coloca la nueva malla de gresite sobre el cemento que has aplicado previamente en el hueco y dale pequeños golpes con una maza de goma hasta que quede bien fijada y nivelada respecto al resto del gresite. Una vez colocadas, espera 24 horas para que quede seco.


Paso 5


Remata el nuevo gresite aplicando masilla para piscinas, que sea impermeable, resistente al agua y antimoho. 


Paso 6

Finalmente, limpia los restos de producto las juntas y limpia el gresite utilizando un trapo o una esponja húmeda.

 

jueves, 20 de mayo de 2021

Materiales para techos interiores

Una de las decisiones más importantes cuando se va a construir una casa o acometer una reforma en ella es la elección del tipo de techo y sus materiales de construcción. Para elegir el material del techo conviene tener en cuenta dos aspectos: el estético y el funcional.


Esto quiere decir que, por una parte, es importante elegir un tipo de techo con un acabado bonito y que nos guste, ya que como es una elección con la que vamos a convivir a diario, conviene que elijamos una opción con la que nos sintamos cómodos.

Pero igual de importante es que el material, aparte de ofrecer un resultado bonito estéticamente, cumpla con las características necesarias para la protección de la estancia en la que va a instalarse: aislamiento térmico, acústico, resistencia a la humedad, etc.

Tipos de materiales para techos interiores

Falso techo de yeso

El yeso se caracteriza por ser un material con una gran versatilidad, que también aporta aislamiento acústico y resistencia al fuego. A menudo, es utilizado con el objetivo de resaltar y dar un mayor protagonismo a una estancia concreta de la casa.

Puedes optar por diseños sencillos o más elaborados, de los que encontrarás un sinfín de alternativas en el mercado. Además, al emplear el color blanco u otro de tono claro, conseguirás dar al espacio una sensación de mayor amplitud y luminosidad.

Falso techo de escayola

La escayola es también un material muy versátil en cuanto a decoración y, además, fácil de trabajar. En la instalación de estos techos se colocan tiras de esparto mezcladas con el pegamento de la escayola enganchados a unos tornillos fijados al forjado.

Techos de madera

Este tipo de techo aporta siempre un toque rústico y hogareño. Combina genial tanto con estilos tradicionales como con otros más modernos y puede ser usado en prácticamente cualquier estancia de la casa, desde las habitaciones y el salón hasta la cocina o incluso el baño.

Falso techo con fibra de vidrio

La fibra de vidrio cuenta, entre sus propiedades, con una gran resistencia mecánica e incombustibilidad. Es un material muy ligero, estable y un gran aislante térmico, por lo que es muy usado para crear ambientes silenciosos. Además, mejora el reflejo y la difusión de la luz.

Techos modulares

Cada vez son más las personas que se decantan por los techos modulares cuando se encuentran en el momento de elección de materiales para techos interiores. Pueden ser encontrados fabricados en distintos materiales como el metal, la madera o la fibra. Son muy empleados por la facilidad que ofrece para ocultar instalaciones eléctricas o de fontanería.

Tiras LED

Estas tiras autoadhesivas pueden instalarse tanto en esquinas como en un espacio más central del techo. Generalmente, se opta por el color blanco, aunque también puedes añadir detalles en algún otro color y jugar con las combinaciones. De esta forma, tendrás muchas posibilidades para crear un ambiente distinto sin modificar ningún otro aspecto de la estancia.