martes, 29 de marzo de 2022

Cómo limpiar los azulejos del baño

El cuarto de baño es una de las estancias más usadas de nuestra casa. Además es una de las zonas con más bacterias debido al uso del WC. 


No solo los suelos son de azulejos, sino que normalmente las paredes también son de este material. Por lo que se recomienda una limpieza de los azulejos cada determinado tiempo y así evitar su deterioro. 

cómo limpiar los azulejos del baño

Limpieza previa


Lo primero que debemos hacer es reblandecer la suciedad. Basta con aplicar algún producto como jabón líquido o lejía diluido en agua caliente. Después aplicamos esta mezcla por todas las juntas y lugares que tengan suciedad acumulada o moho. Esto ablanda la suciedad. 


Debemos esperar unos 15 minutos para que haga efecto y más tarde enjuagamos los azulejos con agua tibia y una esponja. No olvides utilizar un paño seco para no dejar restos de humedad. 


También es posible usar vapor de agua para asegurar su eliminación. 


Por último se aconseja airear el baño después de la ducha así evitaremos humedades.


Además de enjuagar la placa de ducha o bañera para eliminar los restos de gel, champú y suavizante utilizados durante el lavado. 


Limpieza de moho y hongos


La aparición de manchas de moho u hongos en los azulejos suele ser algo muy común en todos los baños. Sobre todo en los azulejos inferiores de la ducha. 


Para asegurarnos una limpieza completa podemos proseguir con la limpieza con vinagre y bicarbonato.


Limpieza con vinagre y bicarbonato


El uso de estos dos componentes suelen ser muy usados. Pero nunca se deben usar de forma conjunta.


El vinagre blanco se puede usar directamente sobre el azulejo y esperar unos minutos para que actúe. Más tarde debemos frotar con una esponja o bayeta. Si no se elimina, podemos proceder al uso de un estropajo. Por último usar un paño seco para quitar la humedad de toda la superficie. 


El bicarbonato es uno de los productos más usados para la eliminación de bacterias. Solo necesitamos mezclar agua con bicarbonato y jabón (opcional). Dejamos actuar por unos minutos y retiramos el producto con un paño húmedo. Si la suciedad no se ha eliminado por completo podemos usar un cepillo de dientes para la limpieza de las juntas. Como último paso no debemos olvidar usar un paño limpio y seco para su secado. 


Limpieza de cal


Es muy común la aparición de cal en nuestras duchas, mamparas y grifos. Esto se debe a la cantidad de este componente en el agua. Para ello podemos utilizar productos naturales o químicos. Algunas ideas de productos naturales  serían el limón y el vinagre. Por otro lado, si nos decidimos por productos químicos podemos usar algún producto antical en spray, previniendo así su aparición futura. 


¿Qué mezcla de productos debes evitar? 


Hay mezclas de productos que pueden ser peligrosas, por sus elementos químicos y su toxicidad. Aquí te contamos algunas aleaciones que debes evitar: 


  • Vinagre y agua oxigenada. Aunque ambos productos se usan para la desinfección, no debes mezclarlos ya que son perjudiciales para la piel, ojos y sistema respiratorio. 

  • Bicarbonato de sodio y vinagre. Mezclar vinagre y bicarbonato es una aleación muy peligrosa. Ambos productos juntos son nocivos para nuestra salud y nunca se deben almacenar en un recipiente cerrado ya que puede explotar. 

  • Lejía y vinagre. Su combinación es parecida  a las anteriores. Produce quemaduras tanto en la piel como en los pulmones tras su inhalación. 


Se recomienda la ventilación de habitaciones durante y después de la limpieza del baño para evitar una intoxicación con los productos empleados.




miércoles, 2 de marzo de 2022

Consejos para una reforma económica

Hacer una reforma en nuestro hogar suele suponer un gran desembolso. Sin embargo, a veces no necesitamos hacer una gran inversión para darle un aire nuevo: con pequeños detalles podemos hacer que nuestro hogar luzca completamente renovado. 


Aquí te damos una serie de consejos para reformar tu hogar económicamente:

Analizar las fortalezas y debilidades de la casa. Si tienes claro las zonas o áreas que debes reformar por completo, y cuáles son las que solo necesitan un pequeño lavado de cara, podrás identificar fácilmente cuáles son las necesidades de tu reforma, y ​​así poder conseguir que el presupuesto sea lo más ajustado posible. En el caso de querer contratar a un profesional para la reforma, es imprescindible solicitar varios presupuestos a expertos para posteriormente poder compararlos y elegir el mejor.

Evitar obras completas. Prueba a utilizar materiales que faciliten la remodelación, como vinilos, materiales de PVC, etc. La pintura puede solucionar muchos problemas a la hora de mejorar cualquier estancia, así que no descartes pintar habitaciones donde no ibas a hacer ningún cambio para darles un aire fresco.

En el caso de casas antiguas, es fundamental analizar el estado de las tuberías, ya que en cualquier momento pueden tener averías. De esta forma, podemos evitar tener que realizar grandes reformas que impliquen mayores presupuestos.

La cocina suele ser una de las partes del hogar donde más horas se pasan. Para darle un toque nuevo solo falta poner algún vinilo para darle un aire nuevo y moderno. Si aún así no es suficiente, pequeños cambios como cambiar los tiradores de los armarios, poner nuevos paños de cocina o simplemente renovar la decoración de la encimera darán un efecto renovado en el espacio.

La iluminación es un aspecto muy importante para cambiar una habitación. Procura que en cada rincón del hogar llegue la luz perfecta para transmitir un aire nuevo y hacerlo más confortable.

El salón o sala de estar es uno de los lugares más frecuentados de la casa. Renovar las cortinas, tapizar las sillas o cambiar los cojines pueden ser buenas formas de darle un aire completamente nuevo.




lunes, 31 de enero de 2022

¿Cuáles son las diferencias entre cemento y mortero?

Con cierta frecuencia, estos dos términos se usan como si fueran sinónimos, utilizando la palabra cemento para referirse al mortero y viceversa. Si bien es cierto que ambos materiales comparten algunas características, su composición y modo de empleo son diferentes.


A continuación, te explicamos de forma sencilla cuáles son sus características y las principales diferencias que existen entre ambos.


CEMENTO


Se trata de un material compuesto de piedra caliza, arcilla, conchas y arena de sílice. Todos estos materiales están mezclados y triturados en forma de un polvo fino.


El cemento nunca se usa solo, sino que ha de ser mezclado con otros materiales, dando lugar a el hormigón o el mortero. Es decir, el cemento forma parte del mortero.


La principal característica del cemento es que, al contacto con el agua, se endurece de manera progresiva, llegando a su punto de dureza máxima varias semanas después.


MORTERO


El mortero es una mezcla de cemento, arena y cal. En su caso, sí puede utilizarse solo y su principal uso es como adhesivo de unión de ladrillo, piedra, bloques de hormigón y otros materiales de mampostería.


Por el motivo comentado en el punto anterior, al mortero se le añade agua para así activar el cemento y conseguir que se endurezca o fragüe.


Los trabajos para los que se utiliza el mortero como adhesivo con más frecuencia son el levantamiento de paredes, la nivelación de muros interiores y exteriores y, en definitiva, para sellar, endurecer y reforzar otros materiales y elementos constructivos.

 


lunes, 29 de noviembre de 2021

¿Cuáles son los principales tipos de impermeabilizantes?

Los impermeabilizantes son productos cuya composición está formulada con el objetivo de impedir el paso del agua, actuando como una capa protectora. En el sector de la construcción juegan un papel muy importante, ya que evitan los daños que, con el tiempo, el agua y la humedad producen en las construcciones.


Además de evitar la penetración del agua, una impermeabilización trae consigo otras muchas ventajas. Se trata de una acción que puede mejorar la calidad de vida de los habitantes de una vivienda, puesto que mejora la sensación térmica en el interior e incluso puede contribuir en el ahorro de energía.

tipos de impermeabilizantes

Tipos de impermeabilizantes


Impermeabilizantes asfálticos


Estos impermeabilizantes, como su propio nombre indica, están compuestos por asfaltos, rellenos minerales, fibras naturales y solventes. 


Destacan por su gran adhesividad y por su resistencia a la luz solar, por lo que se aplican en superficies tanto horizontales como verticales afectadas por la intemperie.


Impermeabilizantes acrílicos


Los impermeabilizantes acrílicos, por su parte, se componen de resinas sintéticas y componentes cerámicos. En este caso, se trata de productos líquidos similares a la pintura y que se aplican del mismo modo.


Como beneficios a destacar, cuenta con una buena adherencia y una gran flexibilidad que evita que se produzcan fisuras con el paso del tiempo.


Impermeabilizantes cementosos


Se trata de un impermeabilizante con base de cemento, compuesto por arenas y polímeros. Los impermeabilizantes cementosos se caracterizan, sobre todo, por su alta resistencia a la intemperie y su durabilidad. 


Dada su gran adhesión a estos materiales, se utiliza a menudo en construcciones de concreto, cimientos, muros de contención, aceras y también en aquellas en constante contacto con el agua, como depósitos o tanques de agua.


Membranas líquidas


También similar a la pintura, se aplican en estado líquido y una vez secas forman una membrana elástica. Sus principales ventajas son su gran flexibilidad, durabilidad y facilidad de aplicación utilizando rodillos, paletas o atomizadores.


Son especialmente usadas para la impermeabilización de techos, ya sean planos, con pendiente o abovedados.


Membranas de poliuretano


Las dos características de las membranas de poliuretano que representan sus mayores ventajas son su bajo coste y su excelente resistencia.


En lo relativo a su coste, si bien su precio de adquisición es similar al de otros impermeabilizantes, a largo plazo supone un ahorro puesto que no requiere de ningún tipo de mantenimiento.


En cuanto a su resistencia, esta cualidad lo hace particularmente apto para ubicaciones a la intemperie. Las membranas de poliuretano son especialmente resistentes a la corrosión, abrasión, rayos UV, lípidos y a las penetraciones por medio de vapor de agua.



 

jueves, 28 de octubre de 2021

Cómo mantener una piscina en invierno

Se acaban los días de calor y toca decir "hasta luego" a nuestra piscina en la que tantos baños nos hemos dado durante los últimos meses. Ahora quedan por delante varios meses de frío para los que debemos prepararla.


El mantenimiento de una piscina en invierno es sencillo y no supone un gran coste económico, pero es fundamental llevarlo a cabo para encontrarla en buen estado el próximo verano y, además, nos permitirá ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero.

mantenimiento piscinas invierno

Para ello, a continuación pasaremos a comentar las principales prácticas necesarias para mantener una piscina durante el invierno sin necesidad de vaciar el agua.


Consejos de mantenimiento de una piscina en invierno


Limpieza profunda del fondo y las paredes


Utiliza un cepillo para limpiar y retirar la suciedad de las paredes y el fondo de la piscina. Usa también un limpiafondos para evitar que queden depósitos. Recuerda también limpiar y vaciar los skimmers de los posibles residuos que puedan permanecer en ellos.


Cubre la piscina


Los cobertores para el invierno son más resistentes que los que se usan en verano y están hechos de poliéster recubierto de PVC. Gracias a ellos, se evita que caigan en el agua de la piscina, hojas, insectos, polvo y otros desechos.


Para prevenir posibles accidentes y caídas, asegúrate de que el cobertor queda bien anclado y tensado.


Comprueba el pH y el cloro del agua


Aunque no vayas a bañarte en ella, es importante asegurarse de que se mantenga en buen estado durante todo el invierno. Semanalmente, comprueba que el pH se encuentre entre 7,2 y 7,6.


Haz una cloración para eliminar la presencia de cualquier organismo vivo que pueda estar presente en el agua. Una vez hayan transcurrido 24 horas, añade al agua un producto invernador para tratarla durante el tiempo en el que la piscina va a permanecer sin uso. Apunta la fecha y recuerda repetir el proceso con la periodicidad que indique el fabricante en las instrucciones.


Apaga el motor de la instalación eléctrica


Esta práctica llevará aparejado un importante ahorro de energía. Eso sí, se recomienda encenderla una vez por semana durante dos o tres horas para que el agua circule por el sistema de filtrado y los equipos lleguen en buenas condiciones al siguiente verano.


Coloca las pastillas de cloro en los skimmers


Esta es la mejor manera de asegurarse de que la pastilla de cloro se disuelve y se distribuye correctamente en el agua de la piscina.


Durante el invierno, el agua apenas se mueve o circula, por lo que si durante esta época se introducen las pastillas de cloro en un dosificador flotante, es probable que quede parado en el mismo lugar durante semanas, tardando más la pastilla en disolverse y pudiendo producir manchas en la membrana.



viernes, 10 de septiembre de 2021

Los mejores materiales para suelo interior

Cuando hacemos cualquier obra o reforma uno de los aspectos fundamentales son los materiales que empleamos. En el blog de hoy hablaremos sobre los suelos

La elección de materiales para el suelo debe ser una prioridad puesto que no va a afectar solo al aspecto visual sino que además tiene un componente sensorial adicional, ya que lo pisamos constantemente.

mejores materiales para suelo interior


Las sensaciones que tenemos al pisar un material u otro varían drásticamente, desde la calidez, hasta el ruido que hace al pisarlo, cada material nos ofrece distintas sensaciones y existe una inmensa variedad.


Madera natural

Existen decenas de variedades aunque en España, normalmente, elegimos entre pino, haya, roble, arce, fresno, castaño, nogal, cerezo, fresno, eucalipto, elondo, jatoba y wengué. Estos suelos son cálidos, acogedores y cuentan con las ventajas y la estética inimitable de los materiales naturales. Es el material que más se instala. 

Laminados y vinílicos

Son suelos que imitan el aspecto de la madera pero que requieren un mantenimiento mínimo. Son muy fáciles de instalar y más baratos que la madera. No se decoloran ni deterioran fácilmente.
En cuanto a los suelos de vinilo, las ventajas son las mismas pero además son mucho más resistentes al agua y la humedad que los laminados.

Baldosas

Se pueden encontrar un gran número de variedades y combinaciones. Las imitaciones de otros materiales cada vez son más sorprendentes, incluida la imitación de metales y maderas. Es un material muy versátil, duradero y que no requiere mantenimiento específico. 

Piedra natural

Los suelos de piedra natural son muy similares a los de gres puesto que son resistentes, aguantan la humedad y nos pueden durar toda la vida. Pero, a diferencia del gres, los acabados de piedra necesitan un mayor espacio, ya que los espesores del material son más gruesos. 
Este material es muy popular debido a que cada piedra es única y por ello quedan espectaculares. 

Microcemento

Es muy versátil y una gran solución para el suelo de una vivienda. Tiene un espesor mínimo y es un material impermeable. Es visualmente muy atractivo en casi cualquier espacio de la casa, pero requiere tener cuidado con él. Se debe usar jabones neutros y agua, y evitar cepillos con cerdas duras, también se recomienda aplicar cera cada cierto tiempo, reforzando el sellado del suelo y recuperando el brillo y color inicial.

jueves, 26 de agosto de 2021

Materiales para encimeras de cocina

Volvemos a hablar sobre el corazón de la mayoría de los hogares y esta vez para hablaros de las encimeras, y es que sin encimeras no hay cocinas. 


La encimera es una pieza fundamental en esta estancia de nuestras casas. Escoger una encimera es algo a lo que debemos dedicarle bastante tiempo, debemos entender los materiales, conocer todas las opciones, sus pros y contras, y hacernos una idea de qué queremos.

materiales para encimeras de cocina


Además, para la elección del material debemos tener muy en cuenta su resistencia, durabilidad y mantenimiento, ya que la cocina es una de las partes de la vivienda más expuesta a las altas temperaturas, humedades, ralladas y golpes. 

Hoy te hablaremos de los materiales para encimeras más utilizados: 

Cuarzo

Las encimeras de cuarzo natural se caracterizan por su gran dureza y resistencia, por lo que soporta bien los golpes y arañazos, además son muy resistentes al agua y a las manchas, siendo su limpieza muy sencilla. Ofrece una gran variedad de acabados. 

Porcelánico

Es un tipo de encimera fabricada por una mezcla de minerales (cuarzo, feldespato, sílice y minerales provenientes del vidrio) es un material muy duradero que soporta altas temperaturas, y que es resistente a los arañazos, a las manchas y a los agentes químicos. También dispone de una gran variedad de acabados. 

Granito

Por su durabilidad y resistencia al calor y a los golpes es un material de encimera muy popular, además su mantenimiento y limpieza son muy fáciles. No dispone de una gran variedad de acabados pero al ser una piedra natural su apariencia es elegante y única en cada pieza.

Mármol

Es un material muy elegante y sofisticado pero más blando que el granito y con menos resistencia, lo que significa que tienen más facilidad para absorber las manchas, sobre todo los líquidos que contienen ácidos (como el limón o vinagre por ejemplo), sustancias grasas y productos corrosivos. Es un material que no se recomienda utilizarlo en cocinas con mucha actividad.

Madera

Las encimeras de madera natural aportan una gran sensación de calidez siendo ideales para ambientes nórdicos y rústicos, pero por la elegancia y belleza que aporta este material hace que se puedan mezclar con una gran variedad de materiales y combinar en cualquier estilo decorativo. Estas encimeras normalmente están fabricadas de roble, nogal, haya o fresno. Es un material de gran fragilidad por lo que hay que tener mucho cuidado con las humedades y los utensilios calientes, requieren un cuidado especial.

Acero inoxidable

Las encimeras de este material son resistentes a los golpes y a las altas temperaturas y al ser un material con muy baja porosidad no les afectan las humedades, hacen que sean fáciles de limpiar y mantener la higiene. Por este motivo son las más utilizadas en las cocinas profesionales del sector de la hostelería. Hace unos años se empezó a poner de moda por el auge del estilo industrial. 

Como ves, el mundo de las encimeras es muy amplio. Hay que tener todos los detalles en cuenta pero sin duda será el material que escojas el que marque la diferencia en tu cocina.