miércoles, 17 de octubre de 2018

Los aislantes más utilizados en construcción


Con la llegada de las primeras semanas del otoño ya se nota un descenso de las temperaturas, lo que provoca que tengamos que echar mano de alguna ropa de abrigo para salir a la calle o que cambiemos el programa de frío por el de calor en todos los dispositivos de climatización de nuestro hogar, entre otras cuestiones.



Cuando entramos o salimos de casa, siempre notamos un cambio de temperatura. Ello es posible porque todos los materiales de construcción, en mayor o menor medida, ofrecen resistencia, aunque solo los que la ofrecen en un alto grado son conocidos como materiales aislantes. En este artículo, desde nuestra experiencia en la distribución de materiales de construcción queremos profundizar sobre qué materiales son los más adecuados si estás pensando en llevar a cabo proyectos de obra nueva o reformas integrales ¿Sabías que muchos te pueden ayudar a ahorrar energía y, por consiguiente, dinero en tus facturas?

Poliestireno expandido


Más conocido como corcho blanco, su empleo está bastante implantado en todas las construcciones y reformas. Generalmente se coloca en el interior de los tabiques, entre una capa de ladrillos y otra (a modo sándwich) para absorber la humedad procedente del exterior de la vivienda.

Poliestireno extruido


Al igual que el anterior también se comercializa en planchas, aunque en este caso el color más común es el gris. También tiene una procedencia sintética, aunque este material ofrece mayor resistencia, por lo que puede ser colocado directamente sobre las tejas ya que es capaz de soportar su peso y otros como el de la nieve o fuertes rachas de viento. Por ello, su uso más común es como aislante de techos y cubiertas, aunque también puede emplearse para tabiques, suelos, paredes exteriores y muros. En este sentido, hay que señalar que se emplea muy frecuentemente en la edificación industrial como aislante de cubiertas planas y cámaras frigoríficas.

El poliestireno expandido es uno de los materiales aislantes más empleados


Lanas minerales


Este material proporciona un elevado nivel de aislamiento térmico y acústico, pero también cuenta con propiedades ignífugas, una ventaja que no ofrecían las placas de poliestireno. Gracias a sus características cada vez se emplean más en las obras de edificios residenciales, no en vano, en el año 2016 las ventas de este material aumentaron un 17% a nivel nacional.

En nuestro polvero en Sevilla se pueden encontrar dos tipos de lanas minerales:

Lana de roca: llamada así por su origen volcánico, ofrece un alto grado de resistencia al fuego. No obstante, su colocación requiere de mayor especialización ya que son necesarias máscaras y gafas de protección para evitar el contacto con los ojos y las vías respiratorias.

Lana de vidrio: está formada por millones de filamentos de vidrio unidas con un aglutinante. Ofrece una gran resistencia a la humedad, por lo que es usada en cerramientos exteriores, cubiertas y suelos, entre otros lugares. Este es uno de los materiales más utilizados en las obras de edificación industrial, sobre todo, en cubiertas y cerramientos verticales.

Otros aislantes


Tal y como indicábamos al principio de este artículo, hay otros materiales de construcción con propiedades aislantes:

Poliuretano: es un material fabricado con petróleo y azúcar que generalmente se proyecta a través de un sistema especial sobre superficies como muros o fachadas medianeras. Debido a su carácter inflamable, ha perdido posiciones en el mercado respecto a las lanas minerales.

Materiales ecológicos: como el corcho (destaca por su impermeabilidad), el lino (de origen vegetal), la celulosa (compuesto por un 90% de periódicos reciclados) o la lana de oveja (su capacidad aislante mejora al humedecerse). También existen minerales naturales y derivados de la piedra de yeso como la perlita, que por su porosidad sirve de aislante contra el fuego, o la arlita y vermiculita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario