jueves, 17 de octubre de 2019

Las maquinarias más utilizadas en el mundo de la construcción


En esta ocasión no os queremos hablar de materiales de construcción o de consejos para llevar a cabo una reforma. En este artículo vamos a tratar de enumerar las distintas máquinas que, en mayor o menor medida, resultan imprescindibles para cualquier empresa de reformas o construcción desde nuestra experiencia como polvero en Sevilla.



Lo primero que hay que tener en cuenta es que el mundo de la construcción es muy amplio y que para las medianas y pequeñas empresas es difícil contar con toda la maquinaria que se requiere para efectuar todo tipo de trabajos. Actualmente existen en el mercado una gran cantidad de maquinarias que realizan un sinfín de operaciones. Sin ir más lejos, existe un abanico de excavadoras diferentes. Por eso, vamos a intentar clasificar las máquinas en diferentes grupos según sus características, para por lo menos, tener una perspectiva de ellas.

Para realizar una clasificación objetiva vamos a utilizar el volumen y el peso de cada máquina, aunque existen otras divisiones por normativas o reglas de la Dirección General de Tráfico.

Maquinarias pesadas: son aquellas que tienen unas dimensiones bastante amplias en relación a los vehículos domésticos habituales. Principalmente, están destinadas al movimiento de grandes volúmenes de tierra (son muy utilizadas en minería o en la construcción de grandes carreteras). Cualquier persona no puede manipular estos vehículos sino que debe poseer un carné especial dado la complejidad de mandos que poseen. Entre sus principales usos destacan los movimientos de tierra, desmontes, dragados o perforaiciones de túneles y grandes cimentaciones. Entre los tipos más comunes encontramos: excavadoras, retroexcavadoras, dragas, mototrailla, pavimentadoras, compactadoras, moniveladoras, cisternas de agua, volquetas y tractores, entre otros.

Maquinarias semipesadas: en este grupo se clasifican aquellas maquinarias de proporciones y dimensiones medianas como excavadoras pequeñas, grúas o retroexcavadoras de dimensiones menores las del conjunto anterior. Suelen emplearse para obras de nueva construcción como viviendas unifamiliares o edificios públicos de dos o tres plantas de altura.

Equipos ligeros: son aquellos de pequeñas dimensiones que se emplean en construcciones de menor entidad. Dentro de este grupo podemos encontrar bombas de agua, compresoras, vibradoras o martillos neumáticos. A su vez, se pueden distinguir dos clasificaciones: las máquinas neumáticas (aquellas que funcionan por aire comprimido) o eléctricas (habitualmente activadas gracias a un generador o a la red general).

Vehículos. Se pueden distinguir en este grupo tres a su vez. Vehículos pesados: básicamente, en este grupo se encuentran los camiones con carrocería para transporte de material de todas las marcas fabricantes de vehículos. En esta clasificación se podría englobar los camiones destinados al transporte de cubas en Sevilla. Vehículos semipesados: aunque no están destinados al sector de la construcción, son, por ejemplo, los microbuses. Vehículos ligeros: son vehículos tan convencionales como los coches o las furgonetas.

Por último, en este repaso por las distintas maquinarias imprescindibles, las más pequeñas son las que están presentes entre los utensilios de cualquier profesional o empresa que acude a nuestro polvero en Sevilla. Algunas estas pequeñas máquinas son, por ejemplo, las hormigoneras, cortadoras de azulejos, la amoladoras, los martillos neumáticos (o “hilti”), así como las mezcladoras o equipos de proyección de yeso u hormigón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario