martes, 25 de agosto de 2020

Suelos de madera: principales tipos y diferencias

 El suelo de madera ofrece un aspecto clásico y funciona con prácticamente todos los estilos de interiores. ¡Pero no todos los suelos de madera son iguales! Como polvero en Sevilla tenemos comprobado que el tipo de madera que elijas tendrá un efecto enorme en el componente estético, que puede ofrecer un estilo más rústico o más elegante según la elección. Además, cada tipo de suelo tiene unas necesidades diferentes de mantenimiento a lo largo del tiempo que también hay que tener presente al elegir el que queremos para nuestra casa.



Tarima maciza


Es la instalación de suelo de madera más tradicional. Tiene lugar sobre estructuras de rastreles, donde se colocan tablas de madera maciza con forma alargada de un grosor de entre 15 y 22 milímetros. Si bien es más habitual instalarlo en interior, también puede colocarse en espacios exteriores.
Este tipo de suelo de madera se caracteriza por ser el más duradero, siendo el de mayor calidad y resistencia. Tras su instalación, se acuchilla, se lija y se le aplican barcines. Posteriormente, a lo largo se su vida, puede ser reparado y renovado como parte de su mantenimiento.

Parquet flotante multicapa


Este suelo, formado por varias capas, se instala uniendo las tablas de madera, de entre 2 y 4 milímetros de grosor en su capa superficial, mediante ranuras y lengüetas. Las capas inferiores, de mayor grosor, también se unen entre sí mediante cantos con machihembrado. Este tipo de suelo tiene una instalación más fácil, rápida y económica que la tarima maciza. 

Normalmente, la capa superior es de madera noble reforzada, lo que le ofrece una buena resistencia al desgaste. Viene ya lijada y barnizada de fábrica y tiene como ventaja que puede alcanzar una larga vida útil con un mantenimiento escaso y sencillo.

Parquet flotante sintético


También conocidos como parquets laminados sintéticos, tienen un grosor de unos 8 milímetros y están fabricados por fibras de alta densidad con una imagen impresa que imita a la madera. Este tipo de suelo goza de una gran popularidad gracias a su precio económico, a su resistencia a manchas y arañazos, a su fácil y rápida instalación, y a que no necesita ningún mantenimiento especial.

Parquet encolado


En este tipo de instalación, las tablillas de madera se fijan al suelo mediante adhesivos. Es muy utilizado a la hora de formar figuras geométricas y dibujos con las tablas, las cuales, tras su instalación, se acuchillan, se lijan y se les aplican barnices. Este tipo de suelo se caracteriza por su buena resistencia, su posibilidad de reparación y por amortiguar mejor el sonido de las pisadas que otros suelos de madera.

Cuando nos decidimos por instalar un suelo de madera, es fundamental saber qué tipo de suelo queremos y conocer sus ventajas e inconvenientes respecto a los demás. No obstante, al ser una decisión que nos acompañará muchos años, o toda la vida, como distribuidores de materiales de construcción en Sevilla, recomendamos siempre contar con asesoramiento profesional para garantizar que la elección de suelo sea la correcta y encaje con las circunstancias y necesidades específicas de cada caso.